4 consejos para sentirse por fin cómodo con el teletrabajo

agradable oficina de teletrabajo

El teletrabajo es una forma de trabajar que cada vez más personas han adoptado desde la pandemia de 2020. Sin embargo, es un verdadero cambio de hábitos, y la transición puede ser complicada si no se hace bien. Para ayudarte, aquí tienes nuestros 4 consejos para sentirse por fin cómodo con el teletrabajo.

1. Encuentre su buena posición

Para ser más eficiente en su trabajo, hay un elemento esencial a tener en cuenta: ergonomía. No puedes concentrarte durante el tiempo que necesitas si no estás sentado cómodamente. Podrías pensar que esto es sólo un detalle, que cualquier posición es buena, que cualquier silla sirve. Y sin embargo, La ergonomía es el primer criterio que debes tener en cuenta para finalmente sentirte cómodo con el teletrabajo.

Según estudios realizados por el grupo IDEWE, especializado en la prevención y el bienestar en el trabajo, muy pocos empleados adoptan los gestos adecuados cuando trabajan en casa. Suelen optar por un mala postura al sentarse durante un largo periodo de tiempo. Esto suele tener un impacto negativo en la parte baja de la espalda y el cuello. Y estos trastornos musculoesqueléticos son la perdición de los teletrabajadores.

Cuando se teletrabaja, la mayor parte del día se pasa sentado. Por eso es una buena idea conseguir una buena silla de oficina. Y preferiblemente una silla que al menos pueda ajustarse en altura.

Para ajustarlo, colóquese de nuevo en la silla y ajuste la altura, asegurándose de que sus pies están apoyados en el suelo. Asegúrate también de que tu pelvis está ligeramente más alta que tus caderas. Si tu mesa es demasiado alta, aumenta la altura de tu silla y utiliza un reposapiés.

Lo ideal es elegir una silla con una curva que apoye la región lumbar. Tenga en cuenta que asientos de juego serían ideales para el teletrabajo, ya que proporcionan un excelente apoyo tanto para la zona lumbar como para el cuello.

  • "¡Aporta calidez y originalidad a la oficina!"

    30€

    Minimouse - Ratón inalámbrico hecho de bambú real y delicadamente barnizado.

  • "Mi trabajo de oficina parece menos pesado.

    90€ 100€

    Bigboard + Minimouse - Teclado y ratón de bambú de verdad y delicadamente barnizado.

  • "Una sensación de suavidad y comodidad".

    24,99€

    Almohadilla de fieltro - Bloc de notas XL en fieltro para la oficina.

  • "Elegancia y calidez para tu MacBook

    30€

    Piel de bambú - Protección de bambú auténtico para Macbooks de 13" y 16".

2. Liberar espacio

En contra de la creencia popular, trabajar desde casa requiere mucho más esfuerzo mental. De hecho, cuando trabajas en casa, eres más propenso a las distracciones, y no siempre te será fácil concentrarte como deberías. Para remediarlo, tienes que asegurarte de que tu espacio de trabajo está optimizado para permitirte concentrarte lo mejor posible. 

Optimice el almacenamiento de su espacio de trabajo

Para ello, comience por evitar dejar todas las cosas tiradas en el escritorio. Planea un estante de almacenamiento para todos sus documentos en papel, por ejemplo. Si mantienes tu escritorio lo más ordenado posible, podrás organizarte mejor en el día a día.

Considera también una pequeña zona de almacenamiento donde puedas poner todos tus pequeños accesorios (bolígrafos, calculadoras, hojas de notas, etc.). Estos pequeños espacios de almacenamiento deben estar al alcance de la mano. Así que asegúrate de no tener que levantarte para coger el accesorio más pequeño que puedas necesitar. 

Limite su espacio de trabajo

Como hemos dicho antes, estás trabajando desde casa, en un lugar que no es necesariamente propicio para la concentración, especialmente si estabas acostumbrado a trabajar en una oficina. Para superar este obstáculo, debe marque su área de trabajo.

Elija una habitación fija en su casa, monte su despacho y todo el equipamiento necesario para su actividad profesional. Entonces, asegúrese de pasar sus horas de trabajo allí, tal como lo haría si estuviera trabajando en una oficina corporativa. Esto le facilitará evitar las tentaciones del ocio y el entretenimiento en casa. Al delimitar adecuadamente su espacio de trabajo, podrá mantenerse concentrado en sus tareas.

Si no tienes una habitación propia que esté aislada de las demás habitaciones de tu casa, intenta crear una separación utilizando un techo de cristal, muebles o un toldo, por ejemplo. Aunque la separación pueda parecer a veces irrisoria, sepa que siempre tendrá un beneficio psicológico para ti. Mientras estés en tu pequeño espacio de trabajo, sabrás lo que tienes que hacer, y así podrás completar mejor tus tareas profesionales.

3. Empezar de a poco

Si estás empezando a teletrabajar, ten en cuenta que se trata de un periodo de transición que no debe tomarse a la ligera. Si antes trabajaba en un entorno corporativo y salía de su casa para ir a la oficina todos los días, el cambio que supone el teletrabajo puede ser muy inquietante. 

Esto es muy normal. Cualquier cambio, por pequeño que sea, requiere tiempo de adaptación. Así que puedes imaginar que si tienes que empezar a trabajar desde casa, casi todos tus hábitos se pondrán patas arriba.

Ya no tienes que levantarte al amanecer para coger el metro. Ya no se trabaja diariamente entre las mismas paredes. No tienes que encontrarte con tus compañeros de oficina para hablar durante los descansos. Ya no se come en el comedor de la empresa o en el restaurante local. En resumen, hay muchos cambios.

Todo esto requiere un tiempo de adaptación. Y para que esta transición sea un éxito, es aconsejable ir paso a paso. Empieza por revisar las tareas que tienes que hacer en tus primeras semanas de teletrabajo. En la medida de lo posible, empezar a hacer tareas que sean fáciles de realizar.

Evite demasiados retos profesionales cuando empiece a teletrabajar. Tienes que acostumbrarte a tu nuevo entorno de trabajo antes de pasar al siguiente nivel. Con el tiempo y la práctica, tendrás la motivación y los recursos mentales para realizar tareas cada vez más complicadas y sentirte cómodo teletrabajando.

¿Quieres poner en orden tu mente? Empieza por poner en orden tu casa y tu oficina antes de empezar a trabajar. Al hacerlo, estarás en mejores condiciones para atacar tu jornada laboral.

  • "Una pequeña revolución en una sociedad donde el plástico está en todas partes.

    20€

    The Organic Pack - Una carcasa de Iphone biodegradable y compostable.

    Una vez que haya llegado al final de su vida útil, ¡no lo tires! Entiérralo.

  • "¡Cargador de calidad, encaja perfectamente en la decoración!"

    30€

    Bamboo Pad - Cargador de inducción de 10WEste es un producto de bambú real, compatible con todos los dispositivos y con certificación Qi.

  • "¡El bambú natural marca la diferencia!

    20€

    El paquete de bambú - Carcasa de bambú real + protector de pantalla

  • "Una pequeña revolución en una sociedad donde el plástico está en todas partes.

    20€

    El Bio Pack - Una funda de iPhone biodegradable y compostable.

    Una vez que haya llegado al final de su vida útil, ¡no lo tires! Entiérralo.

  • "¡El bambú natural marca la diferencia!

    20€

    El paquete de bambú - Carcasa de bambú real + protector de pantalla

4. Rodéate bien

Una silla adecuada, un escritorio bien definido y ordenado... ¿Qué más hay que hacer para sentirse finalmente cómodo cuando se teletrabaja? Bueno, todo lo que tienes que hacer es crear un entorno de trabajo que favorezca tanto el bienestar como la concentración. De hecho, incluso para el trabajo a distancia, el diseño de interiores desempeña un papel importante.

Así que su espacio de trabajo debe ser un lugar donde se sienta sereno y seguro de sí mismo. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que tener una oficina con plantas? Si son plantas verdesUn pequeño toque de naturaleza siempre aportará un toque relajante a tu espacio de trabajo.

También es necesario contar con el equipo adecuado para ayudarle a realizar el trabajo. Y si estos materiales pueden añadir un toque de serenidad a su espacio de trabajo, entonces sería realmente ideal. 

¿Es su smartphone una pieza esencial para su trabajo? Entonces, ¿por qué no considerar la instalación de un cargador inalámbrico de bambú en su escritorio? Este tipo de cargador es muy práctico. Además, su diseño de bambú aportará un pequeño toque de naturalidad que será bienvenido.

Y ya que hablamos de mezclar tecnología moderna y naturaleza, ¿por qué no optar también por un teclado y un ratón de bambú ? Esto dará a su oficina un aspecto perfectamente natural, exótico y, sobre todo, original.

¿Te ha gustado este artículo? Compartir enriquece a los demás sin empobrecerte:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp